miércoles, 6 de abril de 2016

Estereotipos


De chiquita me cansaba de pintar dentro de los bordes. De que me regalen ropa rosa y muñecas porque es lo establecido. Me enseñaron que crecer era madurar. Nunca supieron definirme "madurez". 

Me dijeron que la ida es sacrificio, pero creo hay más de un concepto de esa palabra y es en realidad un camino, no un destino. 
Mi mamá me sigue repitiendo que me gusta ir contra la corriente. Será que siempre me gustó cuestionar. Será que siempre vi que esa corriente nos llevaba a un embudo donde quedas girando al rededor y dentro de un recipiente con un solo fin. Cuestionar, dudar, me hizo pensar antes de aceptar. 
Mi curiosidad me llevó a desafiar mis miedos y a revocar certezas. 
Hoy despierto en Opotiki, una ciudad perdida en un campo cualquiera de la costa este de Nueva Zelanda. Un lugar donde la gente dice no encontrar nada. 
Para mí, la "nada" es compartir una casa gigante con 25 personas distintas a mí, a mí forma de pensar, de hablar, de vivir. Despierto cada día sintiendo la naturaleza respirar, los pájaros intercambiar saludos con los perros, vacas y ovejas, el sol pintando arcoiris entre el rocío y el viento haciendo bailar a los árboles. 
No tener ningún plan y aventurarte a lo desconocido.. Ayer trabajar, hoy no, mañana no sé.. Pero con un único propósito en la vida.. La felicidad, y todo lo que te lleva a ella.

No sé por qué la gente sigue cuestionando esta forma de vivir. A veces siento que es pura envidia. 
Somos todos distintos. Hay gente que necesita cosas, seguridad, necesita obligarse a una rutina toda la vida. 
Tal vez el mundo no funcionaría sin banqueros, financistas, empresarios, políticos, Policia.. O sí.. ?
El problema no es el título que estos porten, es la gente que los carga. Estoy segura de que el mundo sin médicos sería muy distinto.. Pero tal vez encontraríamos otra manera.. Tal vez no morirían solo los que no pueden acceder económicamente a un servicio de salud. 
Hay gente que es vocacional, ama lo que hace e invierte su vida en ello por placer, y de eso se trata! Pero no me obligues ni me digas que la única forma de vivir y desarrollarte es a través de una universidad, hipotecando una casa de por vida, sin opciones a cambio ni a equivocarse, casándote con alguien por vaya a saber qué, buscando algo que no sabemos bien qué es. No me digas que saliéndote de esos parámetros no se puede ir a ningún lado, porque eso es censura, es envidia y es maldad. 
La vida es un día tras otro, que vivís, vivís, y en un momento se acaba, sin saberlo ni esperarlo. 
Y todo por lo que trabajaste, te mereció la pena? El esfuerzo? La espera? El sacrificio? 
Mis padres se esforzaron toda la vida y enfrentaron muchas cosas. Yo no sé si ellos eligieron la vida que llevaron y llevan aún, pero gracias a ellos yo estoy acá. Ellos me dejaron elegir y confían día a día en mi crecimiento, mi aprendizaje, aunque muchas veces no lo entiendan. Y es lo que más valoro en el mundo. 
Pero cada uno tiene su vida y es responsable de ella. Y agradezco la educación y que me inculcaron para siempre saber llegar donde quiera llegar.
Vivir es estar vivo hoy. Así que pregúntate sí lo que haces hoy te llevará al lugar donde quieres estar mañana, o deja de hacer hoy lo que no quieres hacer el resto de tu vida.

"Cuando se haya talado el último árbol, se haya envenenado el último río y se haya pescado el último pez, el hombre se dará cuenta que no puede comerse el dinero". 

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada